Esperanza Andrade – Senadora de la República

Recién tuve la especial oportunidad de participar como panelista en el foro internacional ‘El papel de los parlamentarios en el diálogo interreligioso’, en Bolonia, Italia, organizado por el Consejo Mundial para la Tolerancia y la Paz, que asumió los gastos de desplazamiento y alojamiento, valga destacar.

Compartimos con autoridades civiles, presidentes y vicepresidentes de parlamentos y líderes religiosos mundiales con quienes coincidimos en que la cultura de la tolerancia, la coexistencia pacífica, la exaltación de los valores humanos y poner fin a las guerras es prioridad para la humanidad, si pretendemos salir adelante.

También, en que urge adoptar nuevas estrategias y métodos internacionales para promover la cultura del respeto, la comprensión, la justicia y la protección de las creencias con el fin de fortalecer los valores de la paciencia, la piedad, el respeto y la generosidad en la meta de lograr un planeta más seguro y protegido.

Mi intervención se centró en la importancia de sembrar la paz entre culturas y el entendimiento entre religiones; la necesidad de unificar nuestros esfuerzos para hacer frente a los retos y peligros que pueden afectar a toda la humanidad; y a rechazar un aumento en la discriminación, la violencia, el terrorismo y el extremismo; así como de las desigualdades y la corrupción, por lo que debemos trabajar juntos para promover la paz.

Reflexione que, si todos tenemos humildad, en lugar de insistir en la exclusividad de nuestros propios puntos de vista, en ahondar las diferencias, entonces empezaremos a aprender unos de otros y a construir un mejor escenario mundial, más pacífico y justo para las nuevas generaciones.

Manifesté que, como mujer religiosa y congresista, que trabaja convencida y con dedicación por el bien común, atendiendo el clamor popular, uno de nuestros compromisos es aportar en la reinvención de una sociedad pacífica, con políticas públicas que nos permitan actuar de manera íntegra, sabia y conectada con las urgencias sociales de la gente.

Nos aterra que actualmente Colombia tiene 7 millones de habitantes desnutridos, el 14 por ciento de la población. El número de compatriotas que no consume suficientes alimentos ha aumentado drásticamente de 4,4 a 7 millones. Algo está fallando y mucho es lo que debemos hacer para apuntar a un Estado viable, con más educación, salud, con paz e igualdad de derechos civiles y sociales para todos.

Fue un encuentro enriquecedor. Nos permitió entender que aún existe la fe y esperanza en contar con la cooperación internacional para fortalecer y estrechar los lazos de fraternidad entre las naciones, reducir las brechas culturales y lingüísticas, y robustecer el sentimiento de fraternidad y hermandad que debemos tener todos los seres humanos. Gracias por la invitación a la representante a la Cámara, Margarita Restrepo, presidenta del Parlamento Internacional para la Tolerancia y la Paz.

Esperanza Andrade Serrano
Senadora de la República y vocera del Partido Conservador

Abrir chat
1
Hablemos
Hola 👋