Esperanza Andrade – Senadora de la República

El próximo domingo los colombianos entre 14 y 28 años elegirán los Consejos Municipales de Juventud, mecanismo de concertación, gestión y veeduría de las juventudes con las administraciones municipales y departamentales, establecido en la Ley 1622.

Sin duda, es un proceso electoral que ofrece una oportunidad histórica para los muchachos, que históricamente han estado alejados del escenario político, de ser escuchados y representados a través de los consejeros electos.

Por eso, convoco a la juventud a participar masivamente en las urnas, más sabiendo que una elección en Colombia tiene un promedio de 50% de abstención y a casi el 35 % de los jóvenes no les parece importante votar. ¡Error! No puede haber desinterés, desconocimiento ni escepticismo frente a esta noble causa democrática y al funcionamiento de los CMJ, ya posesionados.

Y es que, por primera vez, podrán participar activamente en la planeación y ejecución de agendas de todo lo concerniente al desarrollo de políticas que les afectan directamente. Ellos y ellas no serán ya más actores de reparto, sino protagonistas centrales que proponen, discuten y deciden temas de su interés, y ejercerán control sobre todo lo relacionado a la gestión de gobierno en sus municipios.

Les llegó la hora de pasar de las protestas a las propuestas. De elegir y avanzar de los reclamos, justos y válidos, a las acciones reales de solución de los temas de país, pero, particularmente, los que tienen que ver con su futuro.

Es mucho lo que pueden hacer. Por ejemplo, promover los derechos humanos propios; diseñar agendas juveniles locales; concertar con las administraciones su inclusión en los planes de desarrollo; defender políticas ambientales, el desarrollo del arte, la cultura y el deporte; seguridad económica, empleo; y acciones que los saquen de los vicios y las drogas. 

Los Consejos, además, deben servirnos de semilleros pues, estamos seguros, ingresarán jóvenes con ideas novedosas, renovadoras, que aportarán al cambio positivo del país, a nuevas agendas juveniles y al cese de toda violencia contra las instituciones. Contribuirán a dar un timonazo a la baja rotación en cargos públicos ya que serán los próximos concejales, diputados, mandatarios, congresistas y hasta más allá, ¿por qué  no?  

En nuestro caso, invitamos a las juventudes conservadoras y afines a apoyar a nuestros candidatos, preparados, capaces, responsables, entusiastas y con grandes ideas. El objetivo es buscar renovar nuestros liderazgos. Por eso, el Partido está decidido a tener un gran éxito en los comicios. 

Tenemos fe y esperanza de una buena asistencia a las urnas, que legitime la elección. No olvidemos que construir ciudadanía y promover la participación de las juventudes en la política es una tarea y compromiso de todos.

Esperanza Andrade Serrano
Senadora de la República y vocera del Partido Conservador

Abrir chat
1
Hablemos
Hola 👋