Esperanza Andrade – Senadora de la República

Con profundo pesar de madre y abuela, interpretando a millones de padres de familia, todavía no nos reponemos del duro golpe para el país, con consecuencias difíciles de prever, de la decisión de la Corte Constitucional de tumbar la ley que estableció la prisión perpetua revisable para los violadores de niños, niñas y adolescentes, de la cual fuimos ponente en el Congreso, que la aprobó mayoritariamente, convencida de que respondía a un clamor general.

Como defensores de la vida, que exigimos preservar los derechos de la niñez por encima de los de cualquier otro, y batalladores en garantizar su protección, por más que leo y reviso el fallo no entiendo ni justifico los argumentos expuestos, principalmente el supuesto que ¡viola la “dignidad humana”, la de los violadores!, desconociendo el interés superior de nuestros infantes sobre los de los demás, establecido en el artículo 44 de la Constitución, como era la pretensión legítima y desprendida del acto legislativo, ¡jamás un populismo punitivo!.

No primaron los derechos de los menores, sino los de los verdugos. La Corte se equivoca al creer que un asesino y violador de niños puede resocializarse en una de nuestras cárceles. Estudios demuestran que eso no ocurre, es un canto a la bandera. La mejor protección son castigos ejemplarizantes, combatir la impunidad, no dar garantías a los bárbaros ni excusarse en la inoperancia de nuestra justicia.

Según Medicina Legal, entre los años 2006 y 2015 se realizaron 210.818 exámenes de abuso sexual. En más del 80 por ciento de los casos las víctimas no tenían 18 años; de ellas, unas 100.000 no habían cumplido los once. En 2020, 15.359 niños y niñas, la mayoría entre los 10 y los 14 años, sufrieron abuso o violación.

Por eso, nuestro mensaje a todas esas víctimas, a los niños expuestos a riesgos, a sus familiares tristes y preocupados es que no están solos, seguiremos trabajando para defenderlos y salvaguardarlos. Para ello, convocamos a los colombianos a apoyarnos en todas las acciones necesarias y legales para conseguirlo. Hagamos un frente común, movilicémonos. Hasta donde haya que ir iremos.

Con un importante número de legisladores y la ayuda de millones de ciudadanos impulsaremos un referendo constitucional que permita al pueblo colombiano ratificar su respaldo a establecer la prisión perpetua para fortalecer el amparo a nuestros infantes y castigar con la máxima pena a quienes cometan actos execrables contra ellos. Y promoveremos la nulidad inmediata de la sentencia C-294 de 2021 que desconoce el precedente de la Carta Política de la prevalencia del interés de los niños y estándares de protección internacionales.

Con fe y esperanza hemos estado en la lucha y defensa de nuestros niños y continuaremos con más entusiasmo para que se autorice la prisión perpetua para sus victimarios, de lo contrario el dolor perpetuo será para ellos y sus familias.

Esperanza Andrade Serrano
Senadora de la República y vocera del Partido Conservador

Abrir chat
1
Hablemos
Hola 👋