Esperanza Andrade – Senadora de la República

“Era una obligación ética y moral aprobar castigos drásticos contra depredadores sexuales”

Esperanza Andrade, ponente del proyecto en Senado, calificó de histórica la aprobación definitiva en el Congreso de la prisión perpetua para violadores de niños y adolescentes.

“Como mamá estoy muy contenta. Constituye una herramienta de justicia eficiente en favor de las víctimas y eventuales víctimas de estos delitos aberrantes”, dijo la senadora Esperanza Andrade, después de que la Plenaria aprobara en octavo y último debate, por 77 votos a 0, la reforma constitucional que establece la prisión perpetua revisable para violadores de niños y adolescentes.

“Es una pena ejemplarizante, razonable, necesaria y proporcional al delito, según la modalidad y circunstancias de agravación. Y da prioridad al valor supra normativo que tienen los derechos de nuestros niños”, afirmó una de las ponentes de la iniciativa.

“Era una obligación ética y moral aprobar castigos drásticos contra los verdugos sexuales después de lo conocido sobre abusos de niños durante el aislamiento. Era un compromiso, una deuda, con el país y con la infancia que nos complace cumplir con el Congreso”, manifestó la congresista del Partido Conservador.

Y fue más allá. Señaló que todavía falta para cumplir la tarea con la infancia colombiana: “Las penas ejemplares se necesitan para salvaguardar y proteger a los niños y adolescentes de depredadores sexuales. Pero también falta políticas sociales integrales que los cuiden y les brinden oportunidades junto con las familias”.

Ante el anuncio de demandas de la ley, Andrade respondió que la prisión perpetua respeta las garantías de los procesados, tiene un componente de resocialización para el condenado, respeta los derechos consagrados en la Constitución y no rompe compromisos internacionales adquiridos por el Estado colombiano.

En el proyecto quedó consignado que la pena tendrá control automático ante el superior jerárquico, deberá ser revisada en 25 años para evaluar la resocialización del condenado, el Gobierno tendrá un plazo de un año para reglamentarla, se debe formular una política pública integral que desarrolle la protección de los niños, fundamentada en las alertas tempranas, educación, prevención, acompañamiento psicológico y la garantía de una efectiva judicialización.

Más apoyos

El presidente Iván Duque también celebró la aprobación de una de sus banderas de campaña: “Hoy pensamos en tantos niños violentados, en tantos menores que han sido víctimas de tantos hechos lamentables y deleznables, y hoy como país reaccionamos y les damos un mensaje claro en virtud del Artículo 44 de nuestra Constitución, donde los derechos de los niños están por encima de los demás”.

Oficina de Prensa
Senadora Esperanza Andrade