Esperanza Andrade – Senadora de la República

Bancada conservadora se pronuncia frente a la crisis y propone salidas

Como vocera de la bancada conservadora en esta corporación, transmito este mensaje suscrito por los miembros de dicha bancada:

Intervenimos hoy para constatar la gravedad de la actual crisis pero no solo para ello: nuestro papel es el de proponer y liderar. Estamos aquí para hacer un llamado a que actuemos y ayudemos a Colombia a encontrar la salida.

No es misterio ni una exageración decir que Colombia, en este mismo momento, está viviendo una de las crisis más fuertes de su historia, una crisis que no tiene precedentes, y cuya evolución es incierta. Nuestra reflexión, en pocas palabras, es que nosotros somos los llamados a lograr que esa incertidumbre se transforme en un camino cierto y visible: una luz al final del túnel. Los congresistas somos una de las ramas del poder público, y por ello estamos llamados, no simplemente a observar de manera indiferente los acontecimientos, sino a tomar las riendas para darles rumbo en bien de todo el país.

Sabemos que todos somos conscientes de la gravedad de la crisis, pero unos cuantos datos nos pueden dar una panorámica más concreta:

  • De acuerdo con el último informe que tenemos a la mano de la Defensoría del Pueblo, en lo que va corrido de estas protestas han perdido la vida al menos 24 personas, 17 de ellas en el Valle del Cauca.
  • La ONG Indepaz informa una cifra más alta: 31 muertos.
  • La situación es igualmente álgida en ciudades como Pereira (donde ayer fueron atacados a bala varios jóvenes), Neiva, donde varios edificios y locales han sido atacados; Bucaramanga, donde también ha habido amenaza de desabastecimiento; Popayán y Pasto. La violencia ha sido fuerte y la movilidad está bastante afectada en varios departamentos del país. Igual sucede en el departamento de Cundinamarca, muchas de cuyas vías han estado bloqueadas.
  • La Policía Nacional informa que 676 de sus miembros han sido heridos o lesionados durante las protestas. Un oficial fue asesinado, y siete uniformados han sido heridos con arma de fuego. Como vimos, varios miembros de la Policía se salvaron por poco de ser quemados vivos en la horrible noche del 4 de mayo.
  • Por otro lado, de acuerdo con datos de la propia Policía, 11 personas han muerto con confrontaciones con la institución, hechos por los cuales el Director General anunció investigaciones. Indepaz afirma que la cifra es de 17.
  • De acuerdo al último reporte, el ESMAD ha tenido que intervenir un total de 743 veces en lo corrido de las jornadas ante la ocurrencia de hechos violentos.
  • El impacto para los sistemas de transporte público es devastador: 84 estaciones y 174 buses han sido destruidos en el país.
  • La Policía informa que en total se ha capturado a 533 personas, más de 500 de ellas en flagrancia, y la Fiscalía reporta la apertura de 208 noticias criminales.
  • La afectación al sustento y la economía de los colombianos es sustancial: la ciudad de Cali lleva ya una semana completamente bloqueada, y el desabastecimiento es ya casi total. Se informa de la apertura de corredores humanitarios que hasta ahora no parecen suficientes.
  • Los sectores agropecuarios están sufriendo una gran afectación: los lecheros informan que se están dejando de recoger 9 millones de litros diarios, y las pérdidas ya ascienden a 11.700 millones de pesos por día.
  • En el Valle del Cauca se anuncia la muerte inminente de 30 millones de aves y un millón de cerdos por falta de suministros alimentarios.
  • Ese mismo departamento produce el 30% de los huevos que consume el país, y en este momento las gallinas están sin alimento.
  • El sector de la construcción informa que, de continuar estas contingencias dos semanas más, al menos el 67% de las empresas del sector tendrán que empezar a hacer despidos.
  • Fendispetrol informa que en 12 ciudades de Colombia hay desabastecimiento total de combustibles.
  • Fenalco informa que cada día de protestas le está costando al comercio 230 mil millones de pesos.
  • 54 oficinas bancarias han sido destruidas y saqueadas.

Como pueden ver, estamos frente a un panorama claramente desolador. Lo peor que podría ocurrir en este momento es una prolongación indefinida de esta crisis, la cual llevaría a situaciones de desabastecimiento, hambre, y quiebra masiva de varios sectores empresariales y productivos del país. Tenemos que hacer algo: urge ver la luz al final del túnel.

Ayer recibimos una gran noticia: el anuncio por parte del Presidente de la República, de iniciar una serie de conversaciones con varios sectores de la vida nacional. Para el Partido Conservador es fundamental que el diálogo sea amplio e inmediato.

Con respecto al anuncio del Gobierno Nacional, celebramos el hecho de que el Presidente haya decidido que el camino es escuchar las inquietudes de la gente, tal como se lo veníamos pidiendo varios miembros del Congreso de la República. Nosotros, como representantes de los colombianos, entendemos que hay razones de inconformidad que deben ser escuchadas. No excusamos la violencia ni los bloqueos, pero creemos que sería de ciegos no ver que los colombianos sí están inconformes y que sus razones son de peso. Por tanto, celebramos que el Gobierno haya abierto la puerta al diálogo y a la conversación.

Esta bancada ofrece todas sus gestiones y acciones para ayudar en la intermediación, y empoderar al Gobierno Nacional en su respuesta institucional. Ello es posible: al fin y al cabo, los congresistas venimos de las regiones y conocemos a la gente.

Los senadores han hecho innumerables propuestas, y queremos dejar aquí algunas para su consideración. Ellas pueden ser ampliadas en reuniones posteriores con los actores sociales y el Gobierno Nacional:

  1. Congelación de los salarios del sector público en sus tres ramas durante un periodo de no menos de tres años.
  2. Un plan de ingreso fiscal de emergencia, no una reforma tributaria integral. Consideramos valiosas las recomendaciones hechas por la ANDI y el Consejo Gremial Nacional.
  3. En ese orden de ideas pedimos que se considere: una sobretasa temporal del impuesto de renta a empresas de un 10% durante dos años.
  4. Aumentar la tarifa marginal del impuestos a los dividendos del 10 al 15% a partir de 800 UVT;
  5. Suspensión del descuento de ICA sobre impuesto de renta hasta el año 2023; entre otras ideas que hemos propuesto al país.
  6. Al sector financiero una sobretasa temporal sustentada en el principio de solidaridad que hoy requiere Colombia.
  7. Un plan completo y estructurado de reducción del gasto y el tamaño del Estado.
  8. Un plan de choque para combatir el desempleo juvenil y femenino.
  9. Un plan para garantizar el acceso a educación superior gratuita o a muy bajo costo para los jóvenes colombianos en situación de pobreza o vulnerabilidad, de modo que no tengan que recurrir al endeudamiento.

En esta bancada hacemos el compromiso de no perder la esperanza. Es lo que muchos colombianos, asustados y desorientados, necesitan oír de nosotros: que no vamos a perder la esperanza. Nuestra intención queremos expresarla con estas palabras de Mahatma Ghandi:

“Voy a seguir creyendo, aun cuando la gente pierda la esperanza. Voy a seguir dando amor, aunque otros siembren odio. Voy a seguir construyendo, aun cuando otros destruyan.  Voy a seguir hablando de paz, aun en medio de la guerra. Voy a seguir iluminando, aun en medio de la oscuridad. Y seguiré sembrando aunque otros pisen la cosecha”.

Oficina de Prensa
Senadora Esperanza Andrade